• Optika B.Lens

¿Qué materiales ocupan para hacer los armazones?

Actualizado: 29 de ago de 2019



Aunque en un principio el material con el que se hacían los lentes era el mismo, gracias a las innovaciones tecnológicas ha sido posible que se hayan desarrollado diferentes elementos que sirven para crear armazones que se adaptan mejor a ciertas necesidades de una persona, según su estilo de vida y actividades diarias. En una óptica económica se pueden encontrar ahora armazones de todo tipo de precios, que no solo suelen mejorar las deficiencias visuales de una persona, también permite apoyar la economía de quien los adquiere.


Si no conoces los materiales más comunes que se emplean para la fabricación de armazones, descuida que para ayudarte a tomar una mejor decisión, hemos realizado esta lista que no solo engloba la calidad de cada elemento, también sus beneficios.


¿De que material están hechos los armazones





Metales

Los metales fueron el primer material que se eligió cuando se comenzaron a crear los primeros lentes para apoyar la visión de las personas. Actualmente se encuentran una variación que tiene características especificas:


El monel

Esta alineación resulta de una amplia mezcla de metales y hasta el momento es uno de los materiales más empleados en la fabricación de armazones para lentes, debido a su maleabilidad para dar forma y la resistencia que tiene a ciertos factores, como la corrosión por ambientes húmedos o al entrar en contacto con ciertas sustancias.


El titanio y beta-titanio

Otro metal que se ha destacado en el desarrollo de gafas es el titanio y una variante conocida como beta-titanio. Se eligió este material debido a sus características tan particulares: es liviano, bastante durable, fuerte y resistente a la corrosión, además de que una vez que se le da forma, a pesar de su flexibilidad, no tiende a deformarse con facilidad.


Plástico o pastas 

Con el auge del plástico, la industria de la óptica se beneficio bastante, pues con el tiempo se desarrollaron diferentes materiales a partir de este para fabricar lentes resistentes, livianos y que resultaban una opción creativa para encontrar explorar en el diseño, colores y formas. Entre los más famosos tenemos los siguientes elementos:


Optyl

Una resina que se trabaja a partir de el calor y que tiene un "efecto de memoria", una vez moldeado, difícilmente pierde su forma. Este tipo de material resulta muy resistente a la transpiración (algo que no ocurre con los metales) y es hipoalergénico.


Su atractivo principal radica en el tipo de acabado que se le puede dar, pues tiene una amplia gama de colores que pueden usarse y los cuales no se deterioran con el tiempo.


Policarbonato

Este producto se volvió tan práctico y versátil que no solo se emplea para hacer los armazones, también para desarrollar los cristales con aumento en la mayoría de los lentes. Es extremadamente resistente y sólido. Se considera un elemento prácticamente irrompible y la ventaja es que puede usarse cualquier color.